Loading...

lunes, 24 de marzo de 2008

La Confederación y la Monarquía




Artículo de Tomás Caylà Grau, Jefe del Carlismo Catalán, reivindicando la Nacionalidad de Catalunya en 1930.




Catalanismo, la única solución

"El Estado español atraviesa un agudo período crítico. El alma de las diferentes nacionalidades que forman el Estado español se alza fuerte y valiente y exige de los poderes centrales el reconocimiento de sus personalidades.

Es vanguardia de este resurgimiento la que ha sido más oprimida y la que ha estado durante más tiempo y de una manera especial durante el período dictatorial el blanco de las iras de los gobiernos centralistas, Catalunya.

La cuestión catalana, y la de las demás nacionalidades, ha de ser afrontada y solucionada si el gobierno actual y los venideros quieren paz y tranquilidad.

Acabar de una vez con esta "parodia" que se llama "unidad española" e ir hacia una confederación en la que las diferentes nacionalidades puedan entrar libremente y por vía de pacto, es lo único que puede traer la pacificación de los espíritus.

Ha sido pretensión tonta y absurda de un centralismo caído y desacreditado, pretender unificar por la fuerza y en un solo cuerpo partes heterogéneas y diferentes entre sí, como son los pueblos que forman España.
Pero ahora el problema ha de solucionarse y esta solución la ha cegado, sin duda, la mala política del Directorio y todavía más los peores procedimientos empleados para ahogar esta cuestión.

Después de dos siglos de esclavitud, el alma del pueblo catalán reclama su libertad.

Catalunya quiere gobernarse con Cortes propias y conocedoras de sus problemas y de sus necesidades, quiere hablar su lengua, regirse con su Derecho y voltear a todos los vientos la bandera de las cuatro barras.
Toda solución que no sea esta, será motivo de discordia y malestar para el Estado español."
(traducido del original en catalán)

Fuente: Revista "Joventut", de Valls (Tarragona), el 12 de abril de 1930.

-------------------------------------------------------------------------------------------------
Mucha gente en España, entre ellos independentistas, nacionalistas, e incluso tradicionalistas no estan dispuestos a representar, defender, ni aceptar el significado real de la Tradición. Y cuando Tomás Caylà nos dice:

Acabar de una vez con esta "parodia" que se llama "unidad española" e ir a una confederación en la que las diferentes nacionalidades puedan entrar libremente y por vía de pacto, es lo único que puede traer la pacificación de los espíritus...

No significa acabar con España, con las Españas, sino con el Estado español, al ver en este, un ente homogenizador y centralista que trata de imponer criterios uniformizadores desde Madrid, perjudicando con ello la personalidad catalana y a las restantes personalidades de los diversos pueblos de España.

España tradicionalmente ha venido representando la Unidad en la Variedad, mediante la forma de una monarquía tradicional que era la Confederación misma. Tomás Caylà Grau reclama por tanto el PACTO FORAL entre todas y cada una de las distintas nacionalidades historicas ibéricas y los diversos pueblos de España, CON la institución MONÁRQUICA CARLISTA. Claramente se desprende de su mensaje: "... ir a una confederación en la que las diferentes nacionalidades puedan entrar libremente y por vía de pacto", el hecho y defensa de la restauración de instituciones que defiendan, promueban y encarnen la Confederación de las Nacionalidades Históricas Hispánicas, como la Monarquía Carlista, superestructura política subsidiaria vinculada al apoyo popular mediante procedimiento electoral, que determine mediante PACTO con los distintos pueblos de España, su efectiva existencia y sirva de contrapesación interistitucional, como una institución más de los reinos hispánicos.
-------------------------------------------------------------------------------------------------
Desde el carlismo, vinculando las palabras de Tomás Caylà Grau, se reclama una solución democrática para la problemática plurinacional del Estado español, sustituyendo un marco político basado en la concesión de “autonomías” desde “arriba” por Madrid por un nuevo marco de relaciones políticas construido y pactado desde “abajo” entre todos los Pueblos y Nacionalidades, alcanzando la autodeterminación de los pueblos de España, para la construcción autogestionaria de la Confederación de las Nacionalidades Históricas Hispánicas, encarnada en la monarquía carlista, no para la independencia, ni el secesionismo, sino para la libre asociación de los pueblos de España y la construcción desde abajo de ESPAÑA, por vía de PACTO FORAL, para lo cual la monarquía carlista representa legítimamente la institución confederal que los pueblos de España necesitan para proceder finalmente a la vertebración CONFEDERAL, descentralizadora y heterogeneizadora que significa la misma monarquía, que representa la unidad en la variedad, es decir que representa a ESPAÑA.

Hi ha una cançó política reivindicativa que canten els maulets:

No volem ser una regió d´Espanya

No volem ser un país ocupat.

Volem volem volem

volem l´independència

Volem volem volem Païssos Catalans.

Es tracta d´una cançó que les joventuts independentistes i nacionalistes canten d´una manera erronia, puix l´implicació de Païssos Catalans és abolir l´entitat política i territorial pròpia del Principat de Catalunya i la de la resta d´entitats polítiques territorials que signifiquen regne de València, regne de Mallorca, reino de Aragón, perquè es preten des d´aquesta entitat (Païssos Catalans) imposar la capitalitat centralista a Barcelona, quan es tracta unicament de la capital del Principat de Catalunya, no de la resta de Regnes, Senyorius i Principats que formen Espanya. Des del Carlisme reescribirem la cançó , mantenint la seua melodia d´aquesta manera:

No volem ser provincia castellana

No volem ser un país ocupat.

Volem, volem, volem, volem el Principat.

Volem, volem, volem

els Furs Catalans. O Volem la llibertat.

Altra cançó es:
Mare hi ha guerra carlina,
Al nord de l´Espanya.
Mare hi ha guerra carlina,
Al nord de l ´Espanya.
--------------------------------------
Es una rebelió, criden insurrecció.
Es una rebelió, criden insurrecció.

Matiners i trabucaires, canten viscas al Rei.
Catalans sublevats, canten viscas al Rei.

Es una rebelió, diuen insurrecció
----------------------------------------
Restauració, restauració,
Del rey legitim, del Rei legitim.
Restauració, restauració,
Del rei legitim, i nostres Furs.

No hay comentarios:

Publicar un comentario