Loading...

miércoles, 1 de septiembre de 2010

Nota de la Secretaría Política de S.A.R. Don Sixto Enrique de Borbón ante la muerte de Carlos Hugo de Borbón Parma

Ha fallecido don Carlos Hugo de Borbón Parma. No es este el momento de recordar su nefanda defección, de tan trágicas consecuencias para la Causa de la legitimidad española. Que Dios misericordioso le haya perdonado.

S.A.R. Don Sixto Enrique de Borbón se encuentra naturalmente afectado por la muerte de su hermano Carlos Hugo, y ruega oraciones por su eterno descanso.

Don Sixto Enrique, Regente desde el fallecimiento de su padre el Rey Don Javier, ante la situación tan anómala y dolorosa que don Carlos Hugo creó, se condujo en todo momento con la prudencia pero también con la fortaleza que el caso requería. En diversas ocasiones, públicas unas, reservadas otras, ha recordado no sólo los fundamentos doctrinales del Carlismo, sino también los deberes de los miembros de la Dinastía. En particular, en una carta firmada en Trieste el 18 de julio de 2009, centenario de la muerte del Rey Carlos VII, requirió personalmente a sus sobrinos Don Carlos Javier y Don Jaime, hijos del finado, que declarasen si asumían los principios intangibles de la legitimidad española (recogidos en el Real Decreto promulgado por Don Alfonso Carlos el 23 de enero de 1936), u optaban por seguir los pasos de su padre.

En ese requerimiento, redactado con delicadeza y comprensión ante la dificultad que siempre supone desautorizar a un padre, les ofrecía que asumieran la plenitud de los derechos y obligaciones de la Dinastía Legítima, tras un período transitorio de formación bajo la supervisión de su tío. No es buena señal el silencio que ha seguido a tal comunicación, como tampoco lo es el matrimonio desigual anunciado por Don Carlos Javier, pues inhabilita a sus posibles descendientes para suceder en la Corona (Pragmática Sanción de Carlos III de 23 de marzo de 1776). Pero, en puridad, el ofrecimiento sigue abierto. Que Dios les ilumine y les consuele en estos graves momentos.

En Madrid, a 18 de agosto de 2010".

La transmisión hereditaria de la monarquía permite evitar la multitud de males y sobresaltos que la lucha por el poder produce en la sociedad. De ahí la necesidad de una ley que, sin dar pábulo a la intriga, señale de manera automática cuál de los descendientes o parientes del rey está llamado a sucederle. La ley vigente en España que determina la legitimidad de origen es de tipo semisálico y fue promulgada por Felipe V. De todos es conocido que, según ella, el sucesor de Fernando VII era su hermano Carlos V y no su hija Isabel. Ahora bien, por la ley común y muy antigua de las Partidas, cualquiera que levante las armas contra el rey legítimo es traidor y reo de muerte "et demás todos sus hijos que sean varones deben fincar por enfamados para siempre de manera que nunca pueden haber honra de caballería ni de otra dignidad, nin oficio, nin pueden heredar de parientes que hayan (…) et esta pena debe haber por la maldat que fizo su padre" (ley II, tít. II de la partida VII). Todo lo cual basta aplicarlo a Isabel, su hijo y todos sus descendientes para saber el trato que merecen y cuál es su derecho a la corona que detentan.

Pero, bajo la lucha dinástica, hay una dimensión mucho más profunda, que entronca con lo arriba señalado sobre el sentido de la monarquía tradicional. El rey no sólo carece de la capacidad de elegir sucesor a su antojo y de cambiar a su gusto las leyes sucesorias, sino que debe acatar los fundamentos inmutables de la legitimidad española que el Rey Don Alfonso Carlos I sintetizó. Su enunciado es el siguiente:

  1. "La Religión Católica, Apostólica y Romana con la unidad y consecuencias jurídicas con que fue servida y amada tradicionalmente en nuestros Reinos.
  2. La constitución natural y orgánica de los estados y cuerpos de la sociedad tradicional.
  3. La federación histórica de las distintas regiones y sus fueros y libertades. integrantes de la unidad patria española.
  4. La auténtica monarquía tradicional, legítima de origen y de ejercicio.
  5. Los principios y espíritu y, en cuanto sea prácticamente posible, el mismo estado de derecho y legislativo anterior al mal llamado derecho nuevo".

El monarca o sus herederos que no se atengan a ellos, por legítimos que sean en su origen, deja de serlo en el ejercicio y pierde por ello sus derechos a la corona. Los reyes de la dinastía usurpadora, si algún derecho hubieran tenido, lo habrían perdido cada uno de ellos por su decidido apoyo a las doctrinas liberales, que conculcan todos esos fundamentos. De igual manera, don Carlos Hugo, de indudable legitimidad de origen, como hijo que era del Rey Don Javier I, perdió la legitimidad de ejercicio por su socialismo, su democratismo y su defensa de la libertad de cultos.

Ahora bien, es de notar que la situación de don Carlos Hugo difiere grandemente de los miembros de la rama usurpadora, pues su falta contra el ejercicio del poder legítimo es personal y no afecta, en principio, a sus descendientes. En cambio, la traición inhabilita a toda la descendencia y --otro caso más que también interesa ahora-- los monarcas que hayan contraído un matrimonio desigual, no pierden ellos el derecho a la corona, pero sí sus descendientes.

De la misma manera que el poder monárquico es, según la concepción tradicional, un servicio al bien común de la sociedad, que poner su mira última en la salvación de sus miembros, así las leyes de la sucesión están sometidas a una legislación sabia y compleja, de la que no hemos visto más que unos retazos superficiales, en orden a que se comprenda la declaración de la Comunión Tradicionalista. Pero, para una mejor inteligencia de todo ello, es sumamente recomendable asistir al primer seminario de formación del Círculo Molle Lazo, donde tratará de la cuestión sucesoria el conocido especialista D. Luis Infante.


Programa de actividades para el curso 2010 - 2011

La Comunión Tradicionalista, a través de las organizaciones de que se compone (círculos de estudio, círculos regionales, juventudes, asociaciones estudiantiles etc.) tiene el gusto de daros a conocer las actividades que ya tiene programadas y los proyectos que, con la ayuda de Dios, pretende realizar durante el curso 2010-2011.

1.- SEMINARIOS DE FORMACIÓN EN EL CÍRCULO CULTURAL MOLLE LAZO:

Como ya es costumbre, el Círculo Molle Lazo seguirá ofreciendo los primeros sábados de cada mes un seminario que versa generalmente sobre temas de actualidad. Es de notar que, por razones de calendario, esta actividad podrá trasladarse a otro sábado, cosa que ya sucederá con la charla de diciembre, por causa del puente. Los seminarios empiezan por una exposición a cargo de algún especialista; sigue después un debate en que pueden intervenir todos los asistentes.

El horario se cambió a final del curso pasado, de modo que, en vez de por la mañana, las conferencias se darán la las 19 h. Se celebrarán en la Fundación Francisco Elías de Tejada (Madrid, C/. José Abascal, ant. General Sanjurjo, 38, bajo izquierda; Metro Alonso Cano, Gregorio Marañón, Iglesia). Las conferencias que de momento tenemos confirmadas son las que siguen:

  • 2 de octubre: "La sucesión a la Corona, hoy", dirigido por D. Luis Infante de Amorín.
  • 6 de noviembre: presentación en Madrid de Fuego y Raya, revista semestral hispanoamericana de historia y política, patrocinada por el Consejo de Estudios Hispánicos "Felipe II", editada en la Argentina, dirigida por El Prof. D. Juan Fernando Segovia y con El Prof. D. José Díaz Nieva como Secretario del consejo de redacción.
  • 11 de diciembre: mesa redonda sobre "La amenaza mahometana", dirigida por D. José Antonio Gallego.

2.- CELEBRACIONES

- Festividad de Cristo Rey

Celebraríamos, como todos los años, la cena en conmemoración de la festividad de Cristo Rey el sábado anterior al último domingo de octubre, tal como estableció S.S. Pío XI; por causa del puente, se adelanta una semana. Es decir, al día 23 de octubre. Esta vez cambiamos de restaurante, pues tendrá lugar a las 21 h. en "Paolo" que tiene entradas por C/. General Rodrigo nº 3 y Julián Romea nº 10, Madrid 28003. El precio del cubierto será de 35 euros y, para los jóvenes de 20 euros.

- Festividad de los Mártires de la Tradición

El día 10 de Marzo, festividad de los Mártires de la Tradición, establecida por el Rey D. Carlos VII, se celebrará su honor y sufragio la Santa Misa, según el rito de S. Pío V, en el lugar que oportunamente se indicará.


3.- MERCADILLO CARLISTA

Este año, por primera vez, vamos a realizar un mercadillo, o rastrillo, carlista, a ser posible, a finales del mes de noviembre. Se ofrecerán a la venta libros y recuerdos carlistas, así como objetos antiguos de diversa índole, lo cual, además de servir de ocasión para encontrarnos, esperamos que nos permita allegar fondos para nuestra causa, porque --sabido es-- los medios de que contamos son en extremo exiguos. En principio se hará una inauguración por la tarde del primer día y al final se subastarán los restos por vender.

Como es costumbre en esta clase de eventos, os rogamos a todos que hagáis recopilación de objetos carlistas que queráis donar a tal fin y también de cosas en buen estado que os parezcan adecuadas para la ocasión. Aunque trataremos de manteneros informados a lo largo de este periodo, contad con que, a principios de noviembre, os indicaremos cómo se nos pueden hacer llegar vuestras aportaciones.

4.- CONVIVENCIAS PARA JÓVENES

Hacia marzo, cuando hayan acabado los exámenes de febrero, repetiremos, D.m., las convivencias que hicimos en mayo de este año. Los miembros de las Juventudes Tradicionalistas y de la AET podrán participar en ellas y serán anunciadas con antelación suficiente.


5.- OTROS PROYECTOS PARA LA JUVENTUD

Tenemos la intención de realizar una serie de actividades encaminadas a la formación y a la acción política de los jóvenes. No sólo muchos de los chicos y muchachos que se interesan por el carlismo, sino bastantes de nuestros simpatizantes de más edad, carecen de una visión de conjunto de la doctrina carlista, de la cual sólo conocen los retazos que se acomodan a sus preocupaciones predominantes. De igual manera, por causa de las costumbres imperantes, desconocen el carácter vital del carlista y del requeté, su actitud profundamente caballeresca y esforzada, que tenemos el deber no sólo de cumplir, sino de transmitir. De ahí que tengamos el proyecto inmediato y preferente de realizar:

a) Un campamento para jóvenes y niños durante el verano
b) Un curso elemental de carlismo

Estos propósitos, así como todo lo que precede, en la medida en que os sintáis carlistas, o simplemente católicos y españoles a la manera tradicional, no podéis contemplarlos como esos programas de festejos, más o menos bañados de cultura, que ofrecen los ayuntamientos para justificar las subvenciones, que reciben a costa nuestra. Al contrario, sabiendo de nuestra enorme carencia de medios y de cualquier ayuda, tanto de los poderes oficiales como de entidades particulares, deberíais tomarlos como cosa propia y colaborar de cuantas maneras os fuera posible. Desde luego, asistiendo a los actos y reuniones, pero también afiliándoos a la Comunión Tradicionalista y ofreciendo vuestras ideas y trabajo. Porque los grandes acontecimientos históricos se ven venir, por oscuramente que sea, y el occidente cristiano, en completa decadencia especialmente en España, sólo puede esperar un aniquilamiento en breve plazo cuya única vía de escape está en la concepción católica y tradicional de la sociedad que, por desgracia, sólo es plenamente mantenida, en nuestro país, por la C.T.

No hay comentarios:

Publicar un comentario